Recetas de cócteles, licores y bares locales

Galletas de jengibre con glaseado de vainilla de yogur griego

Galletas de jengibre con glaseado de vainilla de yogur griego



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Prueba estas galletas de jengibre con glaseado de vainilla de yogur griego de Chobani

Decora estas clásicas galletas de jengibre con este toque más ligero del clásico glaseado de vainilla que utiliza yogur griego.

Ingredientes

Para el glaseado de vainilla de yogur griego:

  • 2 tazas de yogur griego de vainilla, como Chobani
  • 1 1/4 taza de mantequilla, sin sal, temperatura ambiente
  • 3 cucharadas de azúcar en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal

Para las galletas de jengibre:

  • 1/2 taza de yogur de leche entera, como Chobani
  • 2 1/2 tazas de harina para todo uso
  • 2 1/2 tazas de migas de galletas Graham
  • 1 taza de azúcar morena clara
  • 1/2 taza de azucar
  • 4 cucharaditas de jengibre molido
  • 3 cucharaditas de canela molida
  • 1 cucharadita de nuez moscada molida
  • 3 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 taza de mantequilla derretida
  • 1/4 taza de aceite de coco derretido
  • 1/4 taza de melaza
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Porciones4

Calorías por porción 1748

Equivalente de folato (total) 318µg 79%

Riboflavina (B2) 0,7 mg 43,2%


Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema


Un fin de semana de diciembre durante la escuela primaria, un par de mamás de la tropa Cub Scout de mi hermano invitaron a todos los niños a construir y decorar casas de pan de jengibre. Ofrecieron generosamente que los hermanos también podrían venir, así que mamá nos llevó a los dos para pasar una tarde de diversión dulce.

Cuando llegamos, encontramos la mesa de la cocina de la anfitriona, junto con dos mesas plegables en su sala de estar adyacente, cubiertas con manteles de plástico (¡para facilitar la limpieza!), Muchos platos de papel, bandejas de galletas precortadas en la pared y el techo. formas y muchas decoraciones comestibles: gomitas, M & ampMs, pretzels, bastones de caramelo, mentas redondas, regaliz rojo, chispas de chocolate, nueces, chispas… ¡Pensó en todo!


Una vez que todos los niños y hermanos se sentaron alrededor de las tres mesas, los adultos nos ofrecieron cuchillos de plástico para esparcir el glaseado comprado en la tienda en los bordes de las galletas para "pegarlas" juntas, así como en la parte superior de las galletas para decorar con todos los dulces. Como uno de los niños mayores en la habitación, me fue más fácil transferir con cuidado el glaseado enlatado de mi cuchillo a los bordes de las galletas, pero no importa cuánto tiempo las mantuve juntas, todavía se rompían en la "costura" del glaseado cuando Me volví para congelar el borde de otra galleta.

Después de diez o veinte minutos de lucha, todos finalmente se dieron cuenta de que el glaseado comprado en la tienda no mantendría dos galletas juntas, y mucho menos una casa de pan de jengibre entera, así que decidimos decorar la parte superior de las galletas. Una o dos horas más tarde, todos nos llevamos a casa platos de papel de galletas cubiertos de glaseado y dulces, ¡aunque algunas galletas nunca llegaron a casa y terminaron en nuestros estómagos!


A pesar de sentirme tentado por las hermosas casas de jengibre en las fotos un par de veces, nunca más intenté construir y decorar la mía. Prefiero tomar el camino más fácil ... Como con estos Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema !

Tienen el mismo sabor icónico que las casas de pan de jengibre, ese sabor a especias cálido, acogedor e irresistiblemente dulce, pero son mucho más suaves y masticables (¡recuerdo esas galletas de la casa de pan de jengibre como algo secas y rancias!). ¡Aún mejor, estas saludables barras de galletas de jengibre no contienen harina ni azúcar refinada y solo 81 calorías, incluido el glaseado!


¡Repasemos cómo hacer estas saludables barras de galletas de jengibre con glaseado de queso crema!

Empezarás con una combinación de harina de trigo integral blanca (¡así!) y muchas especias: jengibre (¡obvio, estoy seguro!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . ¡Me encanta lo cálidos y acogedores que saben!

Y sí, ¡la harina de trigo integral blanca realmente existe! No es una combinación de harina blanca (también conocida como para todo uso) y harina de trigo integral regular. En cambio, la harina de trigo integral blanca se elabora moliendo finamente un tipo especial de trigo blanco blando (¡de ahí el nombre!), Mientras que la harina de trigo integral normal proviene de una variedad más abundante de trigo rojo. Tienen los mismos beneficios para la salud, como fibra adicional, pero la harina de trigo integral blanca tiene un sabor y una textura más ligeros… ¡Lo que permite que la textura suave y masticable de sus saludables barras de galletas de jengibre brille de verdad!

Consejo: ¡También incluí una opción sin gluten en la sección Notas de la receta!


A diferencia de muchas recetas tradicionales que requieren una barra completa o dos de mantequilla, sus barras de galletas de jengibre saludables solo necesitan 2 cucharadas. ¡Si eso es! Entonces, en realidad, derretirá la mantequilla por dos razones: (a) la mantequilla derretida crea una textura más masticable y (b) es mucho más fácil que tratar de recordar ablandarla antes de tiempo. ¡Hurra!

Ahora, aquí viene otra pequeña parte nerd de la receta ... ¡Realmente necesitas dos edulcorantes! El primero es melaza . Junto con el jengibre, la melaza es lo que crea el sabor icónico del pan de jengibre. El jengibre agrega ese sabor especiado cálido y acogedor, mientras que la melaza agrega un matiz rico y casi terroso. hago no recomiendo sustituirlo porque sus galletas no sabrán a pan de jengibre verdadero sin él.

Sugerencia: la melaza es económica y duradera. Se conserva durante mucho tiempo, por lo que definitivamente vale la pena comprarlo. Y también puedes usarlo en todas estas otras recetas mías de pan de jengibre, ¡junto con esta receta especial!


El segundo edulcorante es stevia liquida . La stevia es un edulcorante sin calorías a base de plantas que no contiene nada refinado ni artificial (también conocido como es apto para comer limpio). También está muy concentrado, ¡que es la parte nerd clave de esta receta!

Si usara mitad melaza y mitad azúcar granulada (o azúcar de coco o jarabe de arce o miel, ¡cualquiera de esas opciones!), Eso en realidad agregaría demasiado volumen de líquido a esta receta, y sus barras de galletas de jengibre saludables no resultarían blandas. y masticables… En realidad, tendrían más una textura pastosa o de pan por el líquido extra. ¡No es bueno!

Pero debido a que la stevia líquida está tan concentrada, ¡solo necesitas 1 cucharadita, que agrega el dulzor equivalente a casi ½ taza de azúcar! - obtienes la textura correcta de galleta suave y masticable. y el nivel de dulzor correcto. Ganar-ganar!

Consejo: ¡Esta es la stevia líquida que utilizo! Me encanta su sabor y no noto ningún regusto extraño, como ocurre con otros productos de stevia. Lo compro en línea aquí porque es el mejor precio que he encontrado, ¡y tú también lo usarás en todas estas recetas mías!


Después de que hayas esparcido la masa para galletas en la sartén y la hayas deslizado en el horno para hornear, ¡es hora de preparar el saludable glaseado de queso crema! Necesitarás yogur griego , queso crema ligero , mezcla de pudín instantáneo y un poco mas stevia liquida .

Sí, lo sé ... ¿Mezcla instantánea para pudín? Para hacer Crema? Estoy seguro de que suena un poco loco, ¡pero te prometo que funciona! Esto se debe a que la mezcla de pudín instantáneo espesa el yogur griego, por lo que su glaseado de queso crema más saludable resulta tan espeso y cremoso como el tradicional hecho con queso crema, mantequilla y azúcar en polvo. Qué gran truco, ¿verdad?

Consejo: si no tienes una mezcla de pudín instantáneo (o no quieres usarla), ¡usa esta receta mía de glaseado de queso crema!

Una vez que sus barras de galletas de jengibre saludables estén a temperatura ambiente y su glaseado de queso crema saludable esté espeso y cremoso, simplemente extiéndalo encima, corte la sartén en cuadrados y ...


¡Disfrutar! ¡Y cuando hagas la tuya, recuerda tomar una foto y compartirla en Instagram usando #amyshealthybaking y etiquetando @amyshealthybaking EN la foto misma! (¡Eso garantiza que veré tu foto!). ¡Me encantaría ver tus saludables barras de galletas de jengibre!


Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema


Un fin de semana de diciembre durante la escuela primaria, un par de mamás de la tropa Cub Scout de mi hermano invitaron a todos los niños a construir y decorar casas de pan de jengibre. Ofrecieron generosamente que los hermanos también podrían venir, así que mamá nos llevó a los dos para pasar una tarde de diversión dulce.

Cuando llegamos, encontramos la mesa de la cocina de la anfitriona, junto con dos mesas plegables en su sala de estar adyacente, cubiertas con manteles de plástico (¡para facilitar la limpieza!), Muchos platos de papel, bandejas de galletas precortadas en la pared y el techo. formas y muchas decoraciones comestibles: gomitas, M & ampMs, pretzels, bastones de caramelo, mentas redondas, regaliz rojo, chispas de chocolate, nueces, chispas… ¡Ella pensó en todo!


Una vez que todos los niños y hermanos se sentaron alrededor de las tres mesas, los adultos nos ofrecieron cuchillos de plástico para esparcir el glaseado comprado en la tienda en los bordes de las galletas para "pegarlas" juntas, así como en la parte superior de las galletas para decorar con todos los dulces. Como uno de los niños mayores en la habitación, me fue más fácil transferir con cuidado el glaseado enlatado de mi cuchillo a los bordes de las galletas, pero no importa cuánto tiempo las mantuve juntas, todavía se rompían en la "costura" del glaseado cuando Me volví para congelar el borde de otra galleta.

Después de diez o veinte minutos de lucha, todos finalmente se dieron cuenta de que el glaseado comprado en la tienda no mantendría dos galletas juntas, y mucho menos una casa de pan de jengibre entera, así que decidimos decorar la parte superior de las galletas. Una o dos horas más tarde, todos nos llevamos a casa platos de papel de galletas cubiertos de glaseado y dulces, ¡aunque algunas galletas nunca llegaron a casa y terminaron en nuestros estómagos!


A pesar de sentirme tentado por las hermosas casas de jengibre en las fotos un par de veces, nunca más intenté construir y decorar la mía. Prefiero tomar el camino más fácil ... Como con estos Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema !

Tienen el mismo sabor icónico que las casas de pan de jengibre, ese sabor a especias cálido, acogedor e irresistiblemente dulce, pero son mucho más suaves y masticables (¡recuerdo esas galletas de la casa de pan de jengibre como algo secas y rancias!). ¡Aún mejor, estas saludables barras de galletas de jengibre no contienen harina ni azúcar refinada y solo 81 calorías, incluido el glaseado!


¡Repasemos cómo hacer estas saludables barras de galletas de jengibre con glaseado de queso crema!

Empezarás con una combinación de harina de trigo integral blanca (¡así!) y muchas especias: jengibre (¡obvio, estoy seguro!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . ¡Me encanta lo cálidos y acogedores que saben!

Y sí, ¡la harina de trigo integral blanca realmente existe! No es una combinación de harina blanca (también conocida como para todo uso) y harina de trigo integral normal. En cambio, la harina de trigo integral blanca se elabora moliendo finamente un tipo especial de trigo blanco blando (¡de ahí el nombre!), Mientras que la harina de trigo integral normal proviene de una variedad más abundante de trigo rojo. Tienen los mismos beneficios para la salud, como fibra adicional, pero la harina de trigo integral blanca tiene un sabor y una textura más ligeros… ¡Lo que permite que la textura suave y masticable de sus saludables barras de galletas de jengibre brille realmente!

Consejo: ¡También incluí una opción sin gluten en la sección Notas de la receta!


A diferencia de muchas recetas tradicionales que requieren una barra completa o dos de mantequilla, sus barras de galletas de jengibre saludables solo necesitan 2 cucharadas. ¡Si eso es! Entonces, en realidad, derretirá la mantequilla por dos razones: (a) la mantequilla derretida crea una textura más masticable y (b) es mucho más fácil que tratar de recordar ablandarla antes de tiempo. ¡Hurra!

Ahora, aquí viene otra pequeña parte nerd de la receta ... ¡Realmente necesitas dos edulcorantes! El primero es melaza . Junto con el jengibre, la melaza es lo que crea el sabor icónico del pan de jengibre. El jengibre agrega ese sabor especiado cálido y acogedor, mientras que la melaza agrega un matiz rico y casi terroso. hago no recomiendo sustituirlo porque sus galletas no sabrán a pan de jengibre verdadero sin él.

Sugerencia: la melaza es económica y duradera. Se conserva durante mucho tiempo, por lo que definitivamente vale la pena comprarlo. Y también puedes usarlo en todas estas otras recetas mías de pan de jengibre, ¡junto con esta receta especial!


El segundo edulcorante es stevia liquida . La stevia es un edulcorante sin calorías a base de plantas que no contiene nada refinado ni artificial (también conocido como es apto para comer limpio). También está muy concentrado, ¡que es la parte nerd clave de esta receta!

Si usara mitad melaza y mitad azúcar granulada (o azúcar de coco o jarabe de arce o miel, ¡cualquiera de esas opciones!), Eso en realidad agregaría demasiado volumen de líquido a esta receta, y sus barras de galletas de jengibre saludables no resultarían blandas. y masticables… En realidad, tendrían más una textura pastosa o de pan por el líquido extra. ¡No es bueno!

Pero debido a que la stevia líquida está tan concentrada, ¡solo necesitas 1 cucharadita, que agrega el dulzor equivalente a casi ½ taza de azúcar! - obtienes la textura correcta de galleta suave y masticable. y el nivel de dulzor correcto. Ganar-ganar!

Consejo: ¡Esta es la stevia líquida que utilizo! Me encanta su sabor y no noto ningún regusto extraño, como ocurre con otros productos de stevia. Lo compro en línea aquí porque es el mejor precio que he encontrado, ¡y tú también lo usarás en todas estas recetas mías!


Después de haber esparcido la masa para galletas en la sartén y de haberla deslizado en el horno para hornear, es hora de preparar el saludable glaseado de queso crema. Necesitarás yogur griego , queso crema ligero , mezcla de pudín instantáneo y un poco mas stevia liquida .

Sí, lo sé ... ¿Mezcla instantánea para pudín? Para hacer Crema? Estoy seguro de que suena un poco loco, ¡pero te prometo que funciona! Esto se debe a que la mezcla de pudín instantáneo espesa el yogur griego, por lo que su glaseado de queso crema más saludable resulta tan espeso y cremoso como el tradicional hecho con queso crema, mantequilla y azúcar en polvo. Qué gran truco, ¿verdad?

Consejo: si no tienes una mezcla de pudín instantáneo (o no quieres usarla), ¡usa esta receta mía de glaseado de queso crema!

Una vez que sus barras de galletas de jengibre saludables estén a temperatura ambiente y su glaseado de queso crema saludable esté espeso y cremoso, simplemente extiéndalo encima, corte la sartén en cuadrados y ...


¡Disfrutar! ¡Y cuando hagas la tuya, recuerda tomar una foto y compartirla en Instagram usando #amyshealthybaking y etiquetando @amyshealthybaking EN la foto misma! (¡Eso garantiza que veré tu foto!). ¡Me encantaría ver tus saludables barras de galletas de jengibre!


Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema


Un fin de semana de diciembre durante la escuela primaria, un par de mamás de la tropa Cub Scout de mi hermano invitaron a todos los niños a construir y decorar casas de pan de jengibre. Ofrecieron generosamente que los hermanos también podrían venir, así que mamá nos llevó a los dos para pasar una tarde de diversión dulce.

Cuando llegamos, encontramos la mesa de la cocina de la anfitriona, junto con dos mesas plegables en su sala de estar adyacente, cubiertas con manteles de plástico (¡para facilitar la limpieza!), Muchos platos de papel, bandejas de galletas precortadas en la pared y el techo. formas y muchas decoraciones comestibles: gomitas, M & ampMs, pretzels, bastones de caramelo, mentas redondas, regaliz rojo, chispas de chocolate, nueces, chispas… ¡Ella pensó en todo!


Una vez que todos los niños y hermanos se sentaron alrededor de las tres mesas, los adultos nos ofrecieron cuchillos de plástico para esparcir el glaseado comprado en la tienda en los bordes de las galletas para "pegarlas", así como en la parte superior de las galletas para decorar con todos los dulces. Como uno de los niños mayores en la habitación, me fue más fácil transferir con cuidado el glaseado enlatado de mi cuchillo a los bordes de las galletas, pero no importa cuánto tiempo las mantuve juntas, todavía se rompían en la "costura" del glaseado cuando Me volví para congelar el borde de otra galleta.

Después de diez o veinte minutos de lucha, todos finalmente se dieron cuenta de que el glaseado comprado en la tienda no mantendría dos galletas juntas, y mucho menos una casa de pan de jengibre entera, así que decidimos decorar la parte superior de las galletas. Una o dos horas más tarde, todos nos llevamos a casa platos de papel de galletas cubiertos de glaseado y dulces, ¡aunque algunas galletas nunca llegaron a casa y terminaron en nuestros estómagos!


A pesar de sentirme tentado por las hermosas casas de jengibre en las fotos varias veces, nunca más intenté construir y decorar la mía. Prefiero tomar el camino más fácil ... Como con estos Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema !

Tienen el mismo sabor icónico que las casas de pan de jengibre, ese sabor a especias cálido, acogedor e irresistiblemente dulce, pero son mucho más suaves y masticables (¡recuerdo esas galletas de la casa de pan de jengibre como algo secas y rancias!). Aún mejor, estas barras de galletas de jengibre saludables no contienen harina ni azúcar refinada y solo 81 calorías, ¡incluido el glaseado!


¡Repasemos cómo hacer estas saludables barras de galletas de jengibre con glaseado de queso crema!

Empezarás con una combinación de harina de trigo integral blanca (¡así!) y muchas especias: jengibre (¡obvio, estoy seguro!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . ¡Me encanta lo cálidos y acogedores que saben!

Y sí, ¡la harina de trigo integral blanca realmente existe! No es una combinación de harina blanca (también conocida como para todo uso) y harina de trigo integral normal. En cambio, la harina de trigo integral blanca se elabora moliendo finamente un tipo especial de trigo blanco blando (¡de ahí el nombre!), Mientras que la harina de trigo integral normal proviene de una variedad más abundante de trigo rojo. Tienen los mismos beneficios para la salud, como fibra adicional, pero la harina de trigo integral blanca tiene un sabor y una textura más ligeros… ¡Lo que permite que la textura suave y masticable de sus saludables barras de galletas de jengibre brille de verdad!

Consejo: ¡También incluí una opción sin gluten en la sección Notas de la receta!


A diferencia de muchas recetas tradicionales que requieren una barra completa o dos de mantequilla, sus barras de galletas de jengibre saludables solo necesitan 2 cucharadas. ¡Si eso es! Entonces, en realidad, derretirá la mantequilla por dos razones: (a) la mantequilla derretida crea una textura más masticable y (b) es mucho más fácil que tratar de recordar ablandarla antes de tiempo. ¡Hurra!

Ahora, aquí viene otra pequeña parte nerd de la receta ... ¡Realmente necesitas dos edulcorantes! El primero es melaza . Junto con el jengibre, la melaza es lo que crea el sabor icónico del pan de jengibre. El jengibre agrega ese sabor especiado cálido y acogedor, mientras que la melaza agrega un matiz rico y casi terroso. hago no recomiendo sustituirlo porque sus galletas no sabrán a pan de jengibre verdadero sin él.

Sugerencia: la melaza es económica y duradera. Se conserva durante mucho tiempo, por lo que definitivamente vale la pena comprarlo. Y también puedes usarlo en todas estas otras recetas mías de pan de jengibre, ¡junto con esta receta especial!


El segundo edulcorante es stevia liquida . La stevia es un edulcorante sin calorías a base de plantas que no contiene nada refinado ni artificial (también conocido como es apto para comer limpio). También está muy concentrado, ¡que es la parte nerd clave de esta receta!

Si usara mitad melaza y mitad azúcar granulada (o azúcar de coco o jarabe de arce o miel, ¡cualquiera de esas opciones!), Eso en realidad agregaría demasiado volumen de líquido a esta receta, y sus barras de galletas de jengibre saludables no resultarían blandas. y masticables… En realidad, tendrían más una textura pastosa o de pan por el líquido extra. ¡No es bueno!

Pero debido a que la stevia líquida está tan concentrada, ¡solo necesitas 1 cucharadita, que agrega el dulzor equivalente a casi ½ taza de azúcar! - obtienes la textura correcta de galleta suave y masticable. y el nivel de dulzor correcto. Ganar-ganar!

Consejo: ¡Esta es la stevia líquida que utilizo! Me encanta su sabor y no noto ningún regusto extraño, como ocurre con otros productos de stevia. Lo compro en línea aquí porque es el mejor precio que he encontrado, ¡y tú también lo usarás en todas estas recetas mías!


Después de haber esparcido la masa para galletas en la sartén y de haberla deslizado en el horno para hornear, es hora de preparar el saludable glaseado de queso crema. Necesitarás yogur griego , queso crema ligero , mezcla de pudín instantáneo y un poco mas stevia liquida .

Sí, lo sé ... ¿Mezcla instantánea para pudín? Para hacer Crema? Estoy seguro de que suena un poco loco, ¡pero te prometo que funciona! Esto se debe a que la mezcla de pudín instantáneo espesa el yogur griego, por lo que su glaseado de queso crema más saludable resulta tan espeso y cremoso como el tradicional hecho con queso crema, mantequilla y azúcar en polvo. Qué gran truco, ¿verdad?

Consejo: si no tienes una mezcla de pudín instantáneo (o no quieres usarla), ¡usa esta receta mía de glaseado de queso crema!

Una vez que sus barras de galletas de jengibre saludables estén a temperatura ambiente y su glaseado de queso crema saludable esté espeso y cremoso, simplemente extiéndalo encima, corte la sartén en cuadrados y ...


¡Disfrutar! ¡Y cuando hagas la tuya, recuerda tomar una foto y compartirla en Instagram usando #amyshealthybaking y etiquetando @amyshealthybaking EN la foto misma! (¡Eso garantiza que veré tu foto!). ¡Me encantaría ver tus saludables barras de galletas de jengibre!


Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema


Un fin de semana de diciembre durante la escuela primaria, un par de mamás de la tropa Cub Scout de mi hermano invitaron a todos los niños a construir y decorar casas de pan de jengibre. Ofrecieron generosamente que los hermanos también podrían venir, así que mamá nos llevó a los dos para pasar una tarde de diversión dulce.

Cuando llegamos, encontramos la mesa de la cocina de la anfitriona, junto con dos mesas plegables en su sala de estar adyacente, cubiertas con manteles de plástico (¡para facilitar la limpieza!), Muchos platos de papel, bandejas de galletas precortadas en la pared y el techo. formas y muchas decoraciones comestibles: gomitas, M & ampMs, pretzels, bastones de caramelo, mentas redondas, regaliz rojo, chispas de chocolate, nueces, chispas… ¡Ella pensó en todo!


Una vez que todos los niños y hermanos se sentaron alrededor de las tres mesas, los adultos nos ofrecieron cuchillos de plástico para esparcir el glaseado comprado en la tienda en los bordes de las galletas para "pegarlas" juntas, así como en la parte superior de las galletas para decorar con todos los dulces. Como uno de los niños mayores en la habitación, me fue más fácil transferir con cuidado el glaseado enlatado de mi cuchillo a los bordes de las galletas, pero no importa cuánto tiempo las mantuve juntas, todavía se rompían en la "costura" del glaseado cuando Me volví para congelar el borde de otra galleta.

Después de diez o veinte minutos de lucha, todos finalmente se dieron cuenta de que el glaseado comprado en la tienda no mantendría dos galletas juntas, y mucho menos una casa de pan de jengibre entera, así que decidimos decorar la parte superior de las galletas. Una o dos horas más tarde, todos nos llevamos a casa platos de papel con galletas cubiertas de glaseado y dulces, ¡aunque algunas galletas nunca llegaron a casa y terminaron en nuestros estómagos!


A pesar de sentirme tentado por las hermosas casas de jengibre en las fotos varias veces, nunca más intenté construir y decorar la mía. Prefiero tomar el camino más fácil ... Como con estos Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema !

Tienen el mismo sabor icónico que las casas de pan de jengibre, ese sabor a especias cálido, acogedor e irresistiblemente dulce, pero son mucho más suaves y masticables (¡recuerdo esas galletas de la casa de pan de jengibre como algo secas y rancias!). ¡Aún mejor, estas saludables barras de galletas de jengibre no contienen harina ni azúcar refinada y solo 81 calorías, incluido el glaseado!


¡Repasemos cómo hacer estas saludables barras de galletas de jengibre con glaseado de queso crema!

Empezarás con una combinación de harina de trigo integral blanca (¡así!) y muchas especias: jengibre (¡obvio, estoy seguro!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . ¡Me encanta lo cálidos y acogedores que saben!

Y sí, ¡la harina de trigo integral blanca realmente existe! No es una combinación de harina blanca (también conocida como para todo uso) y harina de trigo integral regular. En cambio, la harina de trigo integral blanca se elabora moliendo finamente un tipo especial de trigo blanco blando (¡de ahí el nombre!), Mientras que la harina de trigo integral normal proviene de una variedad más abundante de trigo rojo. Tienen los mismos beneficios para la salud, como fibra adicional, pero la harina de trigo integral blanca tiene un sabor y una textura más ligeros… ¡Lo que permite que la textura suave y masticable de sus saludables barras de galletas de jengibre brille de verdad!

Consejo: ¡También incluí una opción sin gluten en la sección Notas de la receta!


A diferencia de muchas recetas tradicionales que requieren una barra completa o dos de mantequilla, sus barras de galletas de jengibre saludables solo necesitan 2 cucharadas. ¡Si eso es! Entonces, en realidad, derretirá la mantequilla por dos razones: (a) la mantequilla derretida crea una textura más masticable y (b) es mucho más fácil que tratar de acordarse de ablandarla antes de tiempo. ¡Hurra!

Ahora, aquí viene otra pequeña parte nerd de la receta ... ¡Realmente necesitas dos edulcorantes! El primero es melaza . Junto con el jengibre, la melaza es lo que crea el sabor icónico del pan de jengibre. El jengibre agrega ese sabor especiado cálido y acogedor, mientras que la melaza agrega un matiz rico y casi terroso. hago no recomiendo sustituirlo porque sus galletas no sabrán a pan de jengibre verdadero sin él.

Sugerencia: la melaza es económica y duradera. Se conserva durante años, por lo que definitivamente vale la pena comprarlo. Y también puedes usarlo en todas estas otras recetas mías de pan de jengibre, ¡junto con esta receta especial!


El segundo edulcorante es stevia liquida . La stevia es un edulcorante sin calorías a base de plantas que no contiene nada refinado ni artificial (también conocido como es apto para comer limpio). También está muy concentrado, ¡que es la parte nerd clave de esta receta!

Si usara mitad melaza y mitad azúcar granulada (o azúcar de coco o jarabe de arce o miel, ¡cualquiera de esas opciones!), Eso en realidad agregaría demasiado volumen de líquido a esta receta, y sus barras de galletas de jengibre saludables no resultarían blandas. y masticables… En realidad, tendrían más una textura pastosa o de pan por el líquido extra. ¡No es bueno!

Pero debido a que la stevia líquida está tan concentrada, ¡solo necesitas 1 cucharadita, que agrega el dulzor equivalente a casi ½ taza de azúcar! - obtienes la textura correcta de galleta suave y masticable. y el nivel de dulzor correcto. ¡Ganar-ganar!

Consejo: ¡Esta es la stevia líquida que utilizo! Me encanta su sabor y no noto ningún regusto extraño, como ocurre con otros productos de stevia. Lo compro en línea aquí porque es el mejor precio que he encontrado, ¡y también lo usarás en todas estas recetas mías!


Después de que hayas esparcido la masa para galletas en la sartén y la hayas deslizado en el horno para hornear, ¡es hora de preparar el saludable glaseado de queso crema! Necesitarás yogur griego , queso crema ligero , mezcla de pudín instantáneo y un poco mas stevia liquida .

Sí, lo sé ... ¿Mezcla instantánea para pudín? Para hacer Crema? Estoy seguro de que suena un poco loco, ¡pero te prometo que funciona! Esto se debe a que la mezcla de pudín instantáneo espesa el yogur griego, por lo que su glaseado de queso crema más saludable resulta tan espeso y cremoso como el tradicional hecho con queso crema, mantequilla y azúcar en polvo. Qué gran truco, ¿verdad?

Consejo: si no tienes una mezcla de pudín instantáneo (o no quieres usarla), ¡usa esta receta mía de glaseado de queso crema!

Una vez que sus barras de galletas de jengibre saludables estén a temperatura ambiente y su glaseado de queso crema saludable esté espeso y cremoso, simplemente extiéndalo encima, corte la sartén en cuadrados y ...


¡Disfrutar! ¡Y cuando hagas la tuya, recuerda tomar una foto y compartirla en Instagram usando #amyshealthybaking y etiquetando @amyshealthybaking EN la foto misma! (¡Eso garantiza que veré tu foto!). ¡Me encantaría ver tus saludables barras de galletas de jengibre!


Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema


Un fin de semana de diciembre durante la escuela primaria, un par de mamás de la tropa Cub Scout de mi hermano invitaron a todos los niños a construir y decorar casas de pan de jengibre. Ofrecieron generosamente que los hermanos también podrían venir, así que mamá nos llevó a los dos para pasar una tarde de diversión dulce.

Cuando llegamos, encontramos la mesa de la cocina de la anfitriona, junto con dos mesas plegables en su sala de estar adyacente, cubiertas con manteles de plástico (¡para facilitar la limpieza!), Muchos platos de papel, bandejas de galletas precortadas en la pared y el techo. formas y muchas decoraciones comestibles: gomitas, M & ampMs, pretzels, bastones de caramelo, mentas redondas, regaliz rojo, chispas de chocolate, nueces, chispas… ¡Ella pensó en todo!


Una vez que todos los niños y hermanos se sentaron alrededor de las tres mesas, los adultos nos ofrecieron cuchillos de plástico para esparcir el glaseado comprado en la tienda en los bordes de las galletas para "pegarlas" juntas, así como en la parte superior de las galletas para decorar con todos los dulces. Como uno de los niños mayores en la habitación, me fue más fácil transferir con cuidado el glaseado enlatado de mi cuchillo a los bordes de las galletas, pero no importa cuánto tiempo las mantuve juntas, todavía se rompían en la "costura" del glaseado cuando Me volví para congelar el borde de otra galleta.

Después de diez o veinte minutos de lucha, todos finalmente se dieron cuenta de que el glaseado comprado en la tienda no mantendría dos galletas juntas, y mucho menos una casa de pan de jengibre entera, así que decidimos decorar la parte superior de las galletas. Una o dos horas más tarde, todos nos llevamos a casa platos de papel con galletas cubiertas de glaseado y dulces, ¡aunque algunas galletas nunca llegaron a casa y terminaron en nuestros estómagos!


A pesar de sentirme tentado por las hermosas casas de jengibre en las fotos varias veces, nunca más intenté construir y decorar la mía. Prefiero tomar el camino más fácil ... Como con estos Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema !

Tienen el mismo sabor icónico que las casas de pan de jengibre, ese sabor a especias cálido, acogedor e irresistiblemente dulce, pero son mucho más suaves y masticables (¡recuerdo esas galletas de la casa de pan de jengibre como algo secas y rancias!). Aún mejor, estas barras de galletas de jengibre saludables no contienen harina ni azúcar refinada y solo 81 calorías, ¡incluido el glaseado!


¡Repasemos cómo hacer estas saludables barras de galletas de jengibre con glaseado de queso crema!

Empezarás con una combinación de harina de trigo integral blanca (¡así!) y muchas especias: jengibre (¡obvio, estoy seguro!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . ¡Me encanta lo cálidos y acogedores que saben!

Y sí, ¡la harina de trigo integral blanca realmente existe! No es una combinación de harina blanca (también conocida como para todo uso) y harina de trigo integral regular. En cambio, la harina de trigo integral blanca se elabora moliendo finamente un tipo especial de trigo blanco blando (¡de ahí el nombre!), Mientras que la harina de trigo integral normal proviene de una variedad más abundante de trigo rojo. Tienen los mismos beneficios para la salud, como fibra adicional, pero la harina de trigo integral blanca tiene un sabor y una textura más ligeros… ¡Lo que permite que la textura suave y masticable de sus saludables barras de galletas de jengibre brille de verdad!

Consejo: ¡También incluí una opción sin gluten en la sección Notas de la receta!


A diferencia de muchas recetas tradicionales que requieren una barra completa o dos de mantequilla, sus barras de galletas de jengibre saludables solo necesitan 2 cucharadas. ¡Si eso es! Entonces, en realidad, derretirá la mantequilla por dos razones: (a) la mantequilla derretida crea una textura más masticable y (b) es mucho más fácil que tratar de acordarse de ablandarla antes de tiempo. ¡Hurra!

Ahora, aquí viene otra pequeña parte nerd de la receta ... ¡Realmente necesitas dos edulcorantes! El primero es melaza . Junto con el jengibre, la melaza es lo que crea el sabor icónico del pan de jengibre. El jengibre agrega ese sabor especiado cálido y acogedor, mientras que la melaza agrega un matiz rico y casi terroso. hago no recomiendo sustituirlo porque sus galletas no sabrán a pan de jengibre verdadero sin él.

Sugerencia: la melaza es económica y duradera. Se conserva durante mucho tiempo, por lo que definitivamente vale la pena comprarlo. Y también puedes usarlo en todas estas otras recetas mías de pan de jengibre, ¡junto con esta receta especial!


El segundo edulcorante es stevia liquida . La stevia es un edulcorante sin calorías a base de plantas que no contiene nada refinado ni artificial (también conocido como es apto para comer limpio). It’s also highly concentrated, which is the key nerdy part to this recipe!

If you used half molasses and half granulated sugar (or coconut sugar or maple syrup or honey—any of those options!), that would actually add too much liquid volume to this recipe, and your healthy gingerbread cookie bars wouldn’t turn out soft and chewy… They’d actually have more of a cakey or bready texture from the extra liquid. Not good!

But because liquid stevia is so concentrated—you just need 1 teaspoon, which adds the sweetness equivalent of nearly ½ cup of sugar!—you get the correct soft and chewy cookie texture y the correct sweetness level. Win-win!

Tip: This is the liquid stevia that I use! I love its flavor and don’t notice any strange aftertaste, like with some other stevia products. I buy it online here because that’s the best price I’ve found, and you’ll use it in all of these recipes of mine, too!


After you’ve spread your cookie dough into your pan and slid that in your oven to bake, it’s time to make the healthy cream cheese frosting! You’ll need yogur griego , light cream cheese , instant pudding mix , and a little more liquid stevia .

Yes, I know… Instant pudding mix? Para hacer Crema? I’m sure it sounds a little crazy, but I promise it works! That’s because the instant pudding mix thickens the Greek yogurt, so your healthier cream cheese frosting turns out just as thick and creamy as the traditional kind made with cream cheese, butter, and powdered sugar. Such a great trick, right?

Tip: If you don’t have instant pudding mix (or don’t want to use it), then use this cream cheese frosting recipe of mine instead!

Once your healthy gingerbread cookie bars are at room temperature and your healthy cream cheese frosting is thick and creamy, just spread it on top, slice the pan into squares, and…


¡Disfrutar! And when you make your own, remember to snap a picture and share it on Instagram using #amyshealthybaking and tagging @amyshealthybaking IN the photo itself! (That guarantees I’ll see your picture! . ) I’d love to see your healthy gingerbread cookie bars!


Healthy Gingerbread Cookie Bars with Cream Cheese Frosting


One December weekend during elementary school, a couple of the moms from my brother’s Cub Scout troop invited all of the boys over to build and decorate gingerbread houses. They generously offered that siblings could come as well, so Mom drove both of us over for an afternoon of sugary fun.

When we arrived, we found the host’s kitchen table, along with two folding tables in her adjacent living room, covered with plastic tablecloths (for easy clean-up!), plenty of paper plates, platters of pre-cut cookies in wall and roof shapes, and lots of edible decorations: gumdrops, M&Ms, pretzels, candy canes, round peppermints, red licorice, chocolate chips, nuts, sprinkles… She thought of everything!


Once all of the boys and siblings sat down around the three tables, the adults offered us plastic knives to spread the store-bought frosting on the edges of the cookies to “glue” them together, as well as across the tops of the cookies to decorate with all of the candy. As one of the older kids in the room, I had the easiest time carefully transferring the canned frosting from my knife onto the cookies’ edges, but no matter how long I held them together, they still broke apart at the frosting “seam” when I turned to frost another cookie’s edge.

After ten or twenty minutes of struggling, everyone finally realized that the store-bought frosting wasn’t going to hold two cookies together, let alone hold together an entire gingerbread house, so we just decided to decorate the tops of the cookies instead. An hour or two later, we all took home paper plates of cookies covered in frosting and candy—although a few cookies never quite made it home and ended up in our bellies instead!


Despite feeling tempted by beautiful gingerbread houses in photos a few times, I’ve never again tried to build and decorate my own. I’d much rather take the easy way out… Like with these Healthy Gingerbread Cookie Bars with Cream Cheese Frosting !

They have the same iconic flavor as gingerbread houses, that warm and cozy and irresistibly sweet spice taste, but these are much softer and chewier (I remember those gingerbread house cookies as being rather dry and stale!). Even better, these healthy gingerbread cookie bars contain no refined flour or sugar and only 81 calories, including the frosting!


Let’s go over how to make these healthy gingerbread cookie bars with cream cheese frosting!

You’ll start with a combination of harina de trigo integral blanca (like this!) and lots of spices: jengibre (obvious, I’m sure!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . I love how warm and cozy they taste!

And yes, white whole wheat flour actually exists! It’s not a combination of white (aka all-purpose) flour and regular whole wheat flour. Instead, white whole wheat flour is made by finely grinding a special type of soft white wheat (hence the name!), whereas regular whole wheat flour comes from a heartier variety of red wheat. They have the same health benefits, like extra fiber, but white whole wheat flour has a lighter taste and texture… Which lets the soft and chewy texture of your healthy gingerbread cookie bars truly shine!

Tip: I’ve also included a gluten-free option in the Notes section of the recipe!


Unlike many traditional recipes that require a full stick or two of butter, your healthy gingerbread cookie bars only need 2 tablespoons. Yes, that’s it! Then you’ll actually melt the butter for two reasons: (a) melted butter creates a more chewy texture and (b) it’s much easier than trying to remember to soften it ahead of time. Hooray!

Now here comes another little nerdy part of the recipe… You actually need two sweeteners! The first is molasses . Along with ginger, molasses is what creates the iconic gingerbread taste. The ginger adds that warm, cozy spice flavor, while the molasses adds the rich, almost earthy undertone. I do no recommend substituting for it because your cookies won’t taste like true gingerbread without it!

Hint: Molasses is inexpensive and shelf-stable. It keeps for ages, so it’s definitely worth buying! And you can use it in all of these other gingerbread recipes of mine too—along with this special recipe!


The second sweetener is liquid stevia . Stevia is a plant-based, no-calorie sweetener that contains nothing refined or artificial (aka it’s clean eating friendly!). It’s also highly concentrated, which is the key nerdy part to this recipe!

If you used half molasses and half granulated sugar (or coconut sugar or maple syrup or honey—any of those options!), that would actually add too much liquid volume to this recipe, and your healthy gingerbread cookie bars wouldn’t turn out soft and chewy… They’d actually have more of a cakey or bready texture from the extra liquid. Not good!

But because liquid stevia is so concentrated—you just need 1 teaspoon, which adds the sweetness equivalent of nearly ½ cup of sugar!—you get the correct soft and chewy cookie texture y the correct sweetness level. Win-win!

Tip: This is the liquid stevia that I use! I love its flavor and don’t notice any strange aftertaste, like with some other stevia products. I buy it online here because that’s the best price I’ve found, and you’ll use it in all of these recipes of mine, too!


After you’ve spread your cookie dough into your pan and slid that in your oven to bake, it’s time to make the healthy cream cheese frosting! You’ll need yogur griego , light cream cheese , instant pudding mix , and a little more liquid stevia .

Yes, I know… Instant pudding mix? Para hacer Crema? I’m sure it sounds a little crazy, but I promise it works! That’s because the instant pudding mix thickens the Greek yogurt, so your healthier cream cheese frosting turns out just as thick and creamy as the traditional kind made with cream cheese, butter, and powdered sugar. Such a great trick, right?

Tip: If you don’t have instant pudding mix (or don’t want to use it), then use this cream cheese frosting recipe of mine instead!

Once your healthy gingerbread cookie bars are at room temperature and your healthy cream cheese frosting is thick and creamy, just spread it on top, slice the pan into squares, and…


¡Disfrutar! And when you make your own, remember to snap a picture and share it on Instagram using #amyshealthybaking and tagging @amyshealthybaking IN the photo itself! (That guarantees I’ll see your picture! . ) I’d love to see your healthy gingerbread cookie bars!


Healthy Gingerbread Cookie Bars with Cream Cheese Frosting


One December weekend during elementary school, a couple of the moms from my brother’s Cub Scout troop invited all of the boys over to build and decorate gingerbread houses. They generously offered that siblings could come as well, so Mom drove both of us over for an afternoon of sugary fun.

When we arrived, we found the host’s kitchen table, along with two folding tables in her adjacent living room, covered with plastic tablecloths (for easy clean-up!), plenty of paper plates, platters of pre-cut cookies in wall and roof shapes, and lots of edible decorations: gumdrops, M&Ms, pretzels, candy canes, round peppermints, red licorice, chocolate chips, nuts, sprinkles… She thought of everything!


Once all of the boys and siblings sat down around the three tables, the adults offered us plastic knives to spread the store-bought frosting on the edges of the cookies to “glue” them together, as well as across the tops of the cookies to decorate with all of the candy. As one of the older kids in the room, I had the easiest time carefully transferring the canned frosting from my knife onto the cookies’ edges, but no matter how long I held them together, they still broke apart at the frosting “seam” when I turned to frost another cookie’s edge.

After ten or twenty minutes of struggling, everyone finally realized that the store-bought frosting wasn’t going to hold two cookies together, let alone hold together an entire gingerbread house, so we just decided to decorate the tops of the cookies instead. An hour or two later, we all took home paper plates of cookies covered in frosting and candy—although a few cookies never quite made it home and ended up in our bellies instead!


Despite feeling tempted by beautiful gingerbread houses in photos a few times, I’ve never again tried to build and decorate my own. I’d much rather take the easy way out… Like with these Healthy Gingerbread Cookie Bars with Cream Cheese Frosting !

They have the same iconic flavor as gingerbread houses, that warm and cozy and irresistibly sweet spice taste, but these are much softer and chewier (I remember those gingerbread house cookies as being rather dry and stale!). Even better, these healthy gingerbread cookie bars contain no refined flour or sugar and only 81 calories, including the frosting!


Let’s go over how to make these healthy gingerbread cookie bars with cream cheese frosting!

You’ll start with a combination of harina de trigo integral blanca (like this!) and lots of spices: jengibre (obvious, I’m sure!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . I love how warm and cozy they taste!

And yes, white whole wheat flour actually exists! It’s not a combination of white (aka all-purpose) flour and regular whole wheat flour. Instead, white whole wheat flour is made by finely grinding a special type of soft white wheat (hence the name!), whereas regular whole wheat flour comes from a heartier variety of red wheat. They have the same health benefits, like extra fiber, but white whole wheat flour has a lighter taste and texture… Which lets the soft and chewy texture of your healthy gingerbread cookie bars truly shine!

Tip: I’ve also included a gluten-free option in the Notes section of the recipe!


Unlike many traditional recipes that require a full stick or two of butter, your healthy gingerbread cookie bars only need 2 tablespoons. Yes, that’s it! Then you’ll actually melt the butter for two reasons: (a) melted butter creates a more chewy texture and (b) it’s much easier than trying to remember to soften it ahead of time. Hooray!

Now here comes another little nerdy part of the recipe… You actually need two sweeteners! The first is molasses . Along with ginger, molasses is what creates the iconic gingerbread taste. The ginger adds that warm, cozy spice flavor, while the molasses adds the rich, almost earthy undertone. I do no recommend substituting for it because your cookies won’t taste like true gingerbread without it!

Hint: Molasses is inexpensive and shelf-stable. It keeps for ages, so it’s definitely worth buying! And you can use it in all of these other gingerbread recipes of mine too—along with this special recipe!


The second sweetener is liquid stevia . Stevia is a plant-based, no-calorie sweetener that contains nothing refined or artificial (aka it’s clean eating friendly!). It’s also highly concentrated, which is the key nerdy part to this recipe!

If you used half molasses and half granulated sugar (or coconut sugar or maple syrup or honey—any of those options!), that would actually add too much liquid volume to this recipe, and your healthy gingerbread cookie bars wouldn’t turn out soft and chewy… They’d actually have more of a cakey or bready texture from the extra liquid. Not good!

But because liquid stevia is so concentrated—you just need 1 teaspoon, which adds the sweetness equivalent of nearly ½ cup of sugar!—you get the correct soft and chewy cookie texture y the correct sweetness level. Win-win!

Tip: This is the liquid stevia that I use! I love its flavor and don’t notice any strange aftertaste, like with some other stevia products. I buy it online here because that’s the best price I’ve found, and you’ll use it in all of these recipes of mine, too!


After you’ve spread your cookie dough into your pan and slid that in your oven to bake, it’s time to make the healthy cream cheese frosting! You’ll need yogur griego , light cream cheese , instant pudding mix , and a little more liquid stevia .

Yes, I know… Instant pudding mix? Para hacer Crema? I’m sure it sounds a little crazy, but I promise it works! That’s because the instant pudding mix thickens the Greek yogurt, so your healthier cream cheese frosting turns out just as thick and creamy as the traditional kind made with cream cheese, butter, and powdered sugar. Such a great trick, right?

Tip: If you don’t have instant pudding mix (or don’t want to use it), then use this cream cheese frosting recipe of mine instead!

Once your healthy gingerbread cookie bars are at room temperature and your healthy cream cheese frosting is thick and creamy, just spread it on top, slice the pan into squares, and…


¡Disfrutar! And when you make your own, remember to snap a picture and share it on Instagram using #amyshealthybaking and tagging @amyshealthybaking IN the photo itself! (That guarantees I’ll see your picture! . ) I’d love to see your healthy gingerbread cookie bars!


Healthy Gingerbread Cookie Bars with Cream Cheese Frosting


One December weekend during elementary school, a couple of the moms from my brother’s Cub Scout troop invited all of the boys over to build and decorate gingerbread houses. They generously offered that siblings could come as well, so Mom drove both of us over for an afternoon of sugary fun.

When we arrived, we found the host’s kitchen table, along with two folding tables in her adjacent living room, covered with plastic tablecloths (for easy clean-up!), plenty of paper plates, platters of pre-cut cookies in wall and roof shapes, and lots of edible decorations: gumdrops, M&Ms, pretzels, candy canes, round peppermints, red licorice, chocolate chips, nuts, sprinkles… She thought of everything!


Once all of the boys and siblings sat down around the three tables, the adults offered us plastic knives to spread the store-bought frosting on the edges of the cookies to “glue” them together, as well as across the tops of the cookies to decorate with all of the candy. As one of the older kids in the room, I had the easiest time carefully transferring the canned frosting from my knife onto the cookies’ edges, but no matter how long I held them together, they still broke apart at the frosting “seam” when I turned to frost another cookie’s edge.

After ten or twenty minutes of struggling, everyone finally realized that the store-bought frosting wasn’t going to hold two cookies together, let alone hold together an entire gingerbread house, so we just decided to decorate the tops of the cookies instead. An hour or two later, we all took home paper plates of cookies covered in frosting and candy—although a few cookies never quite made it home and ended up in our bellies instead!


Despite feeling tempted by beautiful gingerbread houses in photos a few times, I’ve never again tried to build and decorate my own. I’d much rather take the easy way out… Like with these Healthy Gingerbread Cookie Bars with Cream Cheese Frosting !

They have the same iconic flavor as gingerbread houses, that warm and cozy and irresistibly sweet spice taste, but these are much softer and chewier (I remember those gingerbread house cookies as being rather dry and stale!). Even better, these healthy gingerbread cookie bars contain no refined flour or sugar and only 81 calories, including the frosting!


Let’s go over how to make these healthy gingerbread cookie bars with cream cheese frosting!

You’ll start with a combination of harina de trigo integral blanca (like this!) and lots of spices: jengibre (obvious, I’m sure!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . I love how warm and cozy they taste!

And yes, white whole wheat flour actually exists! It’s not a combination of white (aka all-purpose) flour and regular whole wheat flour. Instead, white whole wheat flour is made by finely grinding a special type of soft white wheat (hence the name!), whereas regular whole wheat flour comes from a heartier variety of red wheat. They have the same health benefits, like extra fiber, but white whole wheat flour has a lighter taste and texture… Which lets the soft and chewy texture of your healthy gingerbread cookie bars truly shine!

Tip: I’ve also included a gluten-free option in the Notes section of the recipe!


Unlike many traditional recipes that require a full stick or two of butter, your healthy gingerbread cookie bars only need 2 tablespoons. Yes, that’s it! Then you’ll actually melt the butter for two reasons: (a) melted butter creates a more chewy texture and (b) it’s much easier than trying to remember to soften it ahead of time. Hooray!

Now here comes another little nerdy part of the recipe… You actually need two sweeteners! The first is molasses . Along with ginger, molasses is what creates the iconic gingerbread taste. The ginger adds that warm, cozy spice flavor, while the molasses adds the rich, almost earthy undertone. I do no recommend substituting for it because your cookies won’t taste like true gingerbread without it!

Hint: Molasses is inexpensive and shelf-stable. It keeps for ages, so it’s definitely worth buying! And you can use it in all of these other gingerbread recipes of mine too—along with this special recipe!


The second sweetener is liquid stevia . Stevia is a plant-based, no-calorie sweetener that contains nothing refined or artificial (aka it’s clean eating friendly!). It’s also highly concentrated, which is the key nerdy part to this recipe!

If you used half molasses and half granulated sugar (or coconut sugar or maple syrup or honey—any of those options!), that would actually add too much liquid volume to this recipe, and your healthy gingerbread cookie bars wouldn’t turn out soft and chewy… They’d actually have more of a cakey or bready texture from the extra liquid. Not good!

But because liquid stevia is so concentrated—you just need 1 teaspoon, which adds the sweetness equivalent of nearly ½ cup of sugar!—you get the correct soft and chewy cookie texture y the correct sweetness level. Win-win!

Tip: This is the liquid stevia that I use! I love its flavor and don’t notice any strange aftertaste, like with some other stevia products. I buy it online here because that’s the best price I’ve found, and you’ll use it in all of these recipes of mine, too!


After you’ve spread your cookie dough into your pan and slid that in your oven to bake, it’s time to make the healthy cream cheese frosting! You’ll need yogur griego , light cream cheese , instant pudding mix , and a little more liquid stevia .

Yes, I know… Instant pudding mix? Para hacer Crema? I’m sure it sounds a little crazy, but I promise it works! That’s because the instant pudding mix thickens the Greek yogurt, so your healthier cream cheese frosting turns out just as thick and creamy as the traditional kind made with cream cheese, butter, and powdered sugar. Such a great trick, right?

Tip: If you don’t have instant pudding mix (or don’t want to use it), then use this cream cheese frosting recipe of mine instead!

Once your healthy gingerbread cookie bars are at room temperature and your healthy cream cheese frosting is thick and creamy, just spread it on top, slice the pan into squares, and…


¡Disfrutar! And when you make your own, remember to snap a picture and share it on Instagram using #amyshealthybaking and tagging @amyshealthybaking IN the photo itself! (That guarantees I’ll see your picture! . ) I’d love to see your healthy gingerbread cookie bars!


Healthy Gingerbread Cookie Bars with Cream Cheese Frosting


One December weekend during elementary school, a couple of the moms from my brother’s Cub Scout troop invited all of the boys over to build and decorate gingerbread houses. They generously offered that siblings could come as well, so Mom drove both of us over for an afternoon of sugary fun.

When we arrived, we found the host’s kitchen table, along with two folding tables in her adjacent living room, covered with plastic tablecloths (for easy clean-up!), plenty of paper plates, platters of pre-cut cookies in wall and roof shapes, and lots of edible decorations: gumdrops, M&Ms, pretzels, candy canes, round peppermints, red licorice, chocolate chips, nuts, sprinkles… She thought of everything!


Once all of the boys and siblings sat down around the three tables, the adults offered us plastic knives to spread the store-bought frosting on the edges of the cookies to “glue” them together, as well as across the tops of the cookies to decorate with all of the candy. As one of the older kids in the room, I had the easiest time carefully transferring the canned frosting from my knife onto the cookies’ edges, but no matter how long I held them together, they still broke apart at the frosting “seam” when I turned to frost another cookie’s edge.

After ten or twenty minutes of struggling, everyone finally realized that the store-bought frosting wasn’t going to hold two cookies together, let alone hold together an entire gingerbread house, so we just decided to decorate the tops of the cookies instead. An hour or two later, we all took home paper plates of cookies covered in frosting and candy—although a few cookies never quite made it home and ended up in our bellies instead!


Despite feeling tempted by beautiful gingerbread houses in photos a few times, I’ve never again tried to build and decorate my own. I’d much rather take the easy way out… Like with these Healthy Gingerbread Cookie Bars with Cream Cheese Frosting !

They have the same iconic flavor as gingerbread houses, that warm and cozy and irresistibly sweet spice taste, but these are much softer and chewier (I remember those gingerbread house cookies as being rather dry and stale!). Even better, these healthy gingerbread cookie bars contain no refined flour or sugar and only 81 calories, including the frosting!


Let’s go over how to make these healthy gingerbread cookie bars with cream cheese frosting!

You’ll start with a combination of harina de trigo integral blanca (like this!) and lots of spices: jengibre (obvious, I’m sure!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . I love how warm and cozy they taste!

And yes, white whole wheat flour actually exists! It’s not a combination of white (aka all-purpose) flour and regular whole wheat flour. Instead, white whole wheat flour is made by finely grinding a special type of soft white wheat (hence the name!), whereas regular whole wheat flour comes from a heartier variety of red wheat. They have the same health benefits, like extra fiber, but white whole wheat flour has a lighter taste and texture… Which lets the soft and chewy texture of your healthy gingerbread cookie bars truly shine!

Tip: I’ve also included a gluten-free option in the Notes section of the recipe!


Unlike many traditional recipes that require a full stick or two of butter, your healthy gingerbread cookie bars only need 2 tablespoons. Yes, that’s it! Then you’ll actually melt the butter for two reasons: (a) melted butter creates a more chewy texture and (b) it’s much easier than trying to remember to soften it ahead of time. Hooray!

Now here comes another little nerdy part of the recipe… You actually need two sweeteners! The first is molasses . Along with ginger, molasses is what creates the iconic gingerbread taste. The ginger adds that warm, cozy spice flavor, while the molasses adds the rich, almost earthy undertone. I do no recommend substituting for it because your cookies won’t taste like true gingerbread without it!

Hint: Molasses is inexpensive and shelf-stable. Se conserva durante mucho tiempo, por lo que definitivamente vale la pena comprarlo. Y también puedes usarlo en todas estas otras recetas mías de pan de jengibre, ¡junto con esta receta especial!


El segundo edulcorante es stevia liquida . La stevia es un edulcorante sin calorías a base de plantas que no contiene nada refinado ni artificial (también conocido como es apto para comer limpio). También está muy concentrado, ¡que es la parte nerd clave de esta receta!

Si usara mitad melaza y mitad azúcar granulada (o azúcar de coco o jarabe de arce o miel, ¡cualquiera de esas opciones!), Eso en realidad agregaría demasiado volumen de líquido a esta receta, y sus barras de galletas de jengibre saludables no resultarían blandas. y masticables… En realidad, tendrían más una textura pastosa o de pan por el líquido extra. ¡No es bueno!

Pero debido a que la stevia líquida está tan concentrada, ¡solo necesitas 1 cucharadita, que agrega el dulzor equivalente a casi ½ taza de azúcar! - obtienes la textura correcta de galleta suave y masticable. y el nivel de dulzor correcto. ¡Ganar-ganar!

Consejo: ¡Esta es la stevia líquida que utilizo! Me encanta su sabor y no noto ningún regusto extraño, como ocurre con otros productos de stevia. Lo compro en línea aquí porque es el mejor precio que he encontrado, ¡y también lo usarás en todas estas recetas mías!


Después de que hayas esparcido la masa para galletas en la sartén y la hayas deslizado en el horno para hornear, ¡es hora de preparar el saludable glaseado de queso crema! Necesitarás yogur griego , queso crema ligero , mezcla de pudín instantáneo y un poco mas stevia liquida .

Sí, lo sé ... ¿Mezcla instantánea para pudín? Para hacer Crema? Estoy seguro de que suena un poco loco, ¡pero te prometo que funciona! Esto se debe a que la mezcla de pudín instantáneo espesa el yogur griego, por lo que su glaseado de queso crema más saludable resulta tan espeso y cremoso como el tradicional hecho con queso crema, mantequilla y azúcar en polvo. Qué gran truco, ¿verdad?

Consejo: si no tienes una mezcla de pudín instantáneo (o no quieres usarla), ¡usa esta receta mía de glaseado de queso crema!

Una vez que sus barras de galletas de jengibre saludables estén a temperatura ambiente y su glaseado de queso crema saludable esté espeso y cremoso, simplemente extiéndalo encima, corte la sartén en cuadrados y ...


¡Disfrutar! ¡Y cuando hagas la tuya, recuerda tomar una foto y compartirla en Instagram usando #amyshealthybaking y etiquetando @amyshealthybaking EN la foto misma! (¡Eso garantiza que veré tu foto!). ¡Me encantaría ver tus saludables barras de galletas de jengibre!


Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema


Un fin de semana de diciembre durante la escuela primaria, un par de mamás de la tropa Cub Scout de mi hermano invitaron a todos los niños a construir y decorar casas de pan de jengibre. Ofrecieron generosamente que los hermanos también podrían venir, así que mamá nos llevó a los dos para pasar una tarde de diversión dulce.

Cuando llegamos, encontramos la mesa de la cocina de la anfitriona, junto con dos mesas plegables en su sala de estar adyacente, cubiertas con manteles de plástico (¡para facilitar la limpieza!), Muchos platos de papel, bandejas de galletas precortadas en la pared y el techo. formas y muchas decoraciones comestibles: gomitas, M & ampMs, pretzels, bastones de caramelo, mentas redondas, regaliz rojo, chispas de chocolate, nueces, chispas… ¡Ella pensó en todo!


Una vez que todos los niños y hermanos se sentaron alrededor de las tres mesas, los adultos nos ofrecieron cuchillos de plástico para esparcir el glaseado comprado en la tienda en los bordes de las galletas para "pegarlas" juntas, así como en la parte superior de las galletas para decorar con todos los dulces. Como uno de los niños mayores en la habitación, me fue más fácil transferir con cuidado el glaseado enlatado de mi cuchillo a los bordes de las galletas, pero no importa cuánto tiempo las mantuve juntas, todavía se rompían en la "costura" del glaseado cuando Me volví para congelar el borde de otra galleta.

Después de diez o veinte minutos de lucha, todos finalmente se dieron cuenta de que el glaseado comprado en la tienda no mantendría dos galletas juntas, y mucho menos una casa de pan de jengibre entera, así que decidimos decorar la parte superior de las galletas. Una o dos horas más tarde, todos nos llevamos a casa platos de papel con galletas cubiertas de glaseado y dulces, ¡aunque algunas galletas nunca llegaron a casa y terminaron en nuestros estómagos!


A pesar de sentirme tentado por las hermosas casas de jengibre en las fotos varias veces, nunca más intenté construir y decorar la mía. Prefiero tomar el camino más fácil ... Como con estos Barras de galletas de jengibre saludables con glaseado de queso crema !

Tienen el mismo sabor icónico que las casas de pan de jengibre, ese sabor a especias cálido, acogedor e irresistiblemente dulce, pero son mucho más suaves y masticables (¡recuerdo esas galletas de la casa de pan de jengibre como algo secas y rancias!). Aún mejor, estas barras de galletas de jengibre saludables no contienen harina ni azúcar refinada y solo 81 calorías, ¡incluido el glaseado!


¡Repasemos cómo hacer estas saludables barras de galletas de jengibre con glaseado de queso crema!

Empezarás con una combinación de harina de trigo integral blanca (¡así!) y muchas especias: jengibre (¡obvio, estoy seguro!), canela , nuez moscada , y clavos de olor . ¡Me encanta lo cálidos y acogedores que saben!

Y sí, ¡la harina de trigo integral blanca realmente existe! No es una combinación de harina blanca (también conocida como para todo uso) y harina de trigo integral regular. En cambio, la harina de trigo integral blanca se elabora moliendo finamente un tipo especial de trigo blanco blando (¡de ahí el nombre!), Mientras que la harina de trigo integral normal proviene de una variedad más abundante de trigo rojo. Tienen los mismos beneficios para la salud, como fibra adicional, pero la harina de trigo integral blanca tiene un sabor y una textura más ligeros… ¡Lo que permite que la textura suave y masticable de sus saludables barras de galletas de jengibre brille de verdad!

Consejo: ¡También incluí una opción sin gluten en la sección Notas de la receta!


A diferencia de muchas recetas tradicionales que requieren una barra completa o dos de mantequilla, sus barras de galletas de jengibre saludables solo necesitan 2 cucharadas. ¡Si eso es! Entonces, en realidad, derretirá la mantequilla por dos razones: (a) la mantequilla derretida crea una textura más masticable y (b) es mucho más fácil que tratar de acordarse de ablandarla antes de tiempo. ¡Hurra!

Ahora, aquí viene otra pequeña parte nerd de la receta ... ¡Realmente necesitas dos edulcorantes! El primero es melaza . Junto con el jengibre, la melaza es lo que crea el sabor icónico del pan de jengibre. El jengibre agrega ese sabor especiado cálido y acogedor, mientras que la melaza agrega un matiz rico y casi terroso. hago no recomiendo sustituirlo porque sus galletas no sabrán a pan de jengibre verdadero sin él.

Sugerencia: la melaza es económica y duradera. Se conserva durante mucho tiempo, por lo que definitivamente vale la pena comprarlo. Y también puedes usarlo en todas estas otras recetas mías de pan de jengibre, ¡junto con esta receta especial!


El segundo edulcorante es stevia liquida . La stevia es un edulcorante sin calorías a base de plantas que no contiene nada refinado ni artificial (también conocido como es apto para comer limpio). También está muy concentrado, ¡que es la parte nerd clave de esta receta!

Si usara mitad melaza y mitad azúcar granulada (o azúcar de coco o jarabe de arce o miel, ¡cualquiera de esas opciones!), Eso en realidad agregaría demasiado volumen de líquido a esta receta, y sus barras de galletas de jengibre saludables no resultarían blandas. y masticables… En realidad, tendrían más una textura pastosa o de pan por el líquido extra. ¡No es bueno!

Pero debido a que la stevia líquida está tan concentrada, ¡solo necesitas 1 cucharadita, que agrega el dulzor equivalente a casi ½ taza de azúcar! - obtienes la textura correcta de galleta suave y masticable. y el nivel de dulzor correcto. ¡Ganar-ganar!

Consejo: ¡Esta es la stevia líquida que utilizo! Me encanta su sabor y no noto ningún regusto extraño, como ocurre con otros productos de stevia. Lo compro en línea aquí porque es el mejor precio que he encontrado, ¡y también lo usarás en todas estas recetas mías!


Después de que hayas esparcido la masa para galletas en la sartén y la hayas deslizado en el horno para hornear, ¡es hora de preparar el saludable glaseado de queso crema! Necesitarás yogur griego , queso crema ligero , mezcla de pudín instantáneo y un poco mas stevia liquida .

Sí, lo sé ... ¿Mezcla instantánea para pudín? Para hacer Crema? Estoy seguro de que suena un poco loco, ¡pero te prometo que funciona! Esto se debe a que la mezcla de pudín instantáneo espesa el yogur griego, por lo que su glaseado de queso crema más saludable resulta tan espeso y cremoso como el tradicional hecho con queso crema, mantequilla y azúcar en polvo. Qué gran truco, ¿verdad?

Consejo: si no tienes una mezcla de pudín instantáneo (o no quieres usarla), ¡usa esta receta mía de glaseado de queso crema!

Una vez que sus barras de galletas de jengibre saludables estén a temperatura ambiente y su glaseado de queso crema saludable esté espeso y cremoso, simplemente extiéndalo encima, corte la sartén en cuadrados y ...


¡Disfrutar! ¡Y cuando hagas la tuya, recuerda tomar una foto y compartirla en Instagram usando #amyshealthybaking y etiquetando @amyshealthybaking EN la foto misma! (¡Eso garantiza que veré tu foto!). ¡Me encantaría ver tus saludables barras de galletas de jengibre!